Djanet, la perla del Sáhara
El Sáhara argelino

El Sahara argelino

El Sahara argelino

Tarjeta de identidad de Argelia

  • Capital: Argel
  • Régimen: República Democrática Popular
  • Idioma oficial: árabe y tamazight
  • Moneda: dinar argelino
  • Población: 45.400.000 habitantes.

 

Tarjeta de identidad de Djanet

  • País : Argelia
  • Wilaya (departamento) : Djanet
  • Altitud de Djanet : 1 050 m
  • Clima : desierto
  • Distancia Argel-Djanet : 2200 km

Djanet, la perla del Sáhara

Llamada la “perla del Sáhara”, Djanet es la capital de Tassili n’Ajjer con una población de alrededor de 20.000 habitantes, poblada principalmente por tuaregs. Este oasis es la principal ciudad del sureste del Sáhara argelino.

También conocido como Fort Charlet en la Argelia francesa, Djanet se encuentra al este de Erg Admer a una altitud de 1.050 m. Está atravesado por el wadi Idjeriou que abastece al famoso palmeral de Djanet.

Su economía y su principal riqueza se crean gracias al sector agrícola. Al caminar, se pueden observar plantaciones de patatas, olivos, remolachas, tomates y otros cultivos que contribuyen al desarrollo local.

En los últimos años, Djanet ha experimentado un desarrollo en el turismo y, sin embargo, permanece protegida del turismo de masas para la felicidad de los viajeros. Djanet es una metrópoli fantástica que ofrece todo el panorama que uno pueda desear ver en el Sáhara argelino: oasis, gueltas, dunas, cuevas y cañones, que constituyen paisajes increíbles.

Catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Djanet es reconocido como el museo al aire libre más grande del mundo con sus numerosas obras rupestres.

 

¡Al encuentro de los Tuaregs!

Tan pronto como se pronuncia la palabra, vienen a la mente imágenes de un desierto sin límites, inmensas dunas recorridas por largas caravanas de dromedarios y guiadas por esos misteriosos “hombres azules” vestidos con sus chéchis. Pero, ¿qué hay de verdad hoy en día?

Durante siglos, los Tuaregs, que se llaman a sí mismos Imuhagh (hombres libres), han vivido de la cría de animales, atravesando varios países (Libia, Argelia, Níger, Malí, Burkina Faso) en una época en la que las fronteras no existían. La presencia de oasis ha alentado la sedentarización, especialmente en Djanet. Los nómadas se han convertido en agricultores, artesanos o guías turísticos.

Por lo tanto, ir a Djanet también implica sumergirse en el corazón de la cultura Tuareg, un pueblo de gran generosidad y rico en sus costumbres.

¿Alguna pregunta sobre su viaje?

Nuestros asesores estarán encantados de responder a todas sus preguntas.
contact